Resolución de Conflictos, ¿Antes o Después?

Conflictos se resuelven mejor cuando dos personas son capaces de comunicar sus preocupaciones individualmente y en conjunto y son capaces de llegar a compromisos que trabajan a favor de la relación. La pregunta es, “¿Quiero ganar yo, o quiero que ganemos los dos?”

La diferencia se demuestra por el enfoque que una persona toma cuando se trata de la cuestión del conflicto. Hay dos opciones que producirán resultados muy diferentes:

1. El Enfoque de Bombero – esperar un incendio y usar diversas técnicas para apagar el fuego.

2. El Enfoque de Jefe de Bomberos – identificar las circunstancias que podrían dar lugar a un incendio, y tomar medidas preventivas para evitar el fuego por completo.

La mayoría de la gente toma la primera opción, esperan que ocurra un problema para empezar a trabajar en la resolución de la misma. El problema con el Enfoque de Bombero es que usted ha tenido un incendio. Los incendios dañan las cosas, e incluso a veces hasta el punto de pérdida total. Y al igual que con los incendios reales, a veces la única solución es que puede que tenga que derribar la estructura completamente, para poder a construir una nueva en su lugar. En términos humanos, refiriéndose a las relaciones, esto significa que la pareja tiene una mayor probabilidad de terminar en divorcio.

Otro peligro con fuegos reales es que incluso si la estructura en sí no está completamente destruida, la pérdida de objetos personales, muchos que nunca serán reemplazados, puede imponer un mayor trauma emocional en la persona. Las relaciones pueden tener el mismo resultado; la pareja puede resolver algún evento traumático en su relación (por ejemplo, una relación adúltera), y aun así todavía pueden persistir circunstancias que podrían permanecer durante la duración de su matrimonio (la pérdida de la plena confianza en sí).

Tomando el Enfoque de Bombero a una relación, significa que la pareja no está dispuesta a comprometerse en la tarea de aprender a identificar los posibles problemas, elaborar soluciones de antemano, y luego cumplir con las expectativas según lo acordado. El Enfoque de Jefe de Bomberos requiere ese tipo de compromiso. Un Jefe de bomberos puede inspeccionar una casa o edificio, e identificar cualquier situación o circunstancia que, posiblemente, puede dar lugar a un incendio, y ofrecer medidas que pueden tomarse para evitar la posibilidad de un incendio real.

¿CÓMO FUNCIONA EL ENFOQUE DE JEFE DE BOMBEROS?

Yo lo llamo el Proceso de Acuerdo Matrimonial.

La idea aquí es que la pareja identifique las áreas de conflicto en el pasado, y que establezca acuerdos que puedan evitar el mismo comportamiento, en la parte de ambos, en el futuro.

1. Seleccione un tema, un problema, o un tema de preocupación (problemas de dinero, familiares, sexo, amigos, personas del sexo opuesto, etc.).

2. Hablen sobre el resultado deseado; lo que piensan que debería ocurrir en esas circunstancias o situaciones en el futuro.

3. Uno de ustedes ofrezca una posible solución (por ejemplo: “Podríamos estar de acuerdo en hacer las cosas de esta manera en esos momentos”).

4. Si la otra persona no está de acuerdo con la solución ofrecida, él o ella deberían ofrecer un compromiso (es decir, “¿Qué pasa si lo hacemos en este modo…?”).

5. Si la primera persona todavía no está segura, él o ella puede ofrecer otro compromiso (es decir, “Eso es mejor, pero veo un problema, “¿Qué pasa si hacemos eso, pero con este cambio…?”).

6. Cuando ambos lleguen a un acuerdo, y sean claros en la intención de lo mismo, se tiene que ser escrito en un papel.

7. Ya que sea escrita, alguien debe leer el acuerdo en voz alta. El objetivo es escuchar las palabras.

a. ¿Hay partes del acuerdo que se le puede tomar ventaja o abusar?
b. ¿Hay palabras que pueden tener un significado diferente para cada uno de ustedes?
c. ¿Causa este acuerdo que piensen de otras preguntas?
d. ¿Está el acuerdo aceptable?
e. ¿Puede alguno de ustedes pensar en cualquier razón (buena) para violar este acuerdo?
f. ¿Dan ambos su palabra que cumplirán con este acuerdo?

8. Si encuentran algunos problemas con el acuerdo, entonces cambien el acuerdo escrito hasta que no haiga escapatoria, o añaden un acuerdo adicional que cubra la escapatoria.

9. Si hay palabras que pueden significar cosas diferentes para cada uno de ustedes, entonces escriban las palabras y definan el sentido de ellas en un modo que ambos puedan estar de acuerdo.

10. Si el acuerdo escrito trae a mente otras preguntas, entonces o corrige el acuerdo para tratar con ellas, o guardarlas para más tarde para incluirlas en otros acuerdos.

11. No hagan un acuerdo demasiado largo y complicado. Es mejor tener varios acuerdos cortos y puntuales.

12. Si uno de ambos puede pensar en cualquier (buena) razón para violar cualquier acuerdo, se debe mencionar en este momento, si no usted se verá como un mentiroso que no se le debe confiar.

13. Cuando acaben de revisar el acuerdo escrito, lo entienden, y están de acuerdo con él, vayan al siguiente acuerdo.

Cada uno debe tener su propia “copia” del acuerdo. Ninguno de ustedes es responsable de recordarle a su pareja de los acuerdos. Cada persona es responsable por mantener su propia palabra. Pero, ambos son responsables de imponer consecuencias sobre el que viola un acuerdo.

El tema es LA CONFIANZA. La consecuencia debe reflejar lo mismo. Cada vez que se viola la confianza, la consecuencia debe ser más grande y más duradera que antes.

Si ustedes, como pareja, crean unos acuerdos, y los siguen sin excepción, ustedes van a evitar muchas situaciones en el futuro, que en el pasado resultaron en argumentos y peor. Esto es el Enfoque de Jefe de Bomberos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *