REGLAS PARA MI VIDA

  1. Soy responsable de mí mismo, de mis acciones y de mis decisiones.
  2. No culparé a los demás por lo que decido hacer, ni por los resultados de lo que hice.
  3. Otras personas me deben nada, a menos que haya habido un acuerdo claro antes de tiempo, sobre lo que se debe. (Por ejemplo: mi trabajo)
  4. Otras personas no tienen que gustarme, ni yo a ellos.
  5. Otras personas no tienen que respetarme, yo tengo que ganar el respeto de la gente por la forma en que me comporto. (Por ejemplo: tomando buenas decisiones y controlándome de una manera piadosa)
  6. Si quiero hacer algo bueno para otra persona, elegiré hacerlo sin esperar que tengan que estar agradecidos por lo que hice. (Por ejemplo: hacer favores por los demás)
  7. Puedo elegir que me guste a mi la gente, pero no debo esperar que les guste yo a ellos.
  8. Si otras personas actúan como tontos o niños, no debo dejarme aspirar a hacer lo mismo. (Por ejemplo: enojarme y discutir)
  9. Si trato a los demás de una buena manera, eso no significa que deben tratarme igual a cambio.
  10. No puedo controlar lo que otros dicen de mí, pero puedo controlar si resulta ser verdad. (Por ejemplo: Si alguien dice que soy un mentiroso, no voy a mentir, demostrando que están equivocados)
  11. Soy un hombre (o mujer) de Dios, no permitiré que el enemigo me controle a través de las acciones de otras personas. (Por ejemplo: comportarme como ellos, o dejar que controlen mi ira con su comportamiento)
  12. Debo ser amable, si quiero tener amigos, pero eso no significa que otros quieran automáticamente ser mis amigos. (Vea la regla 4 arriba)
  13. Sólo porque creo que algo es verdad, no significa que otros estarán de acuerdo conmigo. (Por ejemplo: simplemente porque alguien es un cristiano, quizas ellos todavía no necesariamente entienden correctamente la instrucción bíblica, o posiblemente no estén de acuerdo con ella)
  14. Está bien que otras personas crean de manera diferente a mí.
  15. Sólo porque creo que algo está bien no significa que debo hacerlo, siempre debo considerar las consecuencias. (Por ejemplo: si confronto a alguien quizas decidan que no quieran tener nada que ver conmigo en el futuro)
  16. Sólo porque algo se siente o parece correcto, no significa que es correcto para ahora. (Por ejemplo: incluso si algo es lo correcto, puede que tenga que esperar el momento adecuado)
  17. La ira es una señal para mí que no estoy manejando algo bien, tengo que leer las reglas anteriores y hacer cambios.
  18. A otras personas pueden escoger comportarse mal, pero Dios quiere que yo elija comportarme de manera piadosa en todos los casos.

¡LA REGLA MÁS IMPORTANTE DE TODAS!

Nunca dejes que lo urgente se adelante a lo importante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *